Páginas vistas en el último mes

martes, 13 de julio de 2010

THE HAUNTED PALACE.


Inspirada en sendas historias de los maravillosos Howard Phillips Lovecraft y Edgar Allan Poe, y con la presencia en la construcción de diálogos de un incipiente Francis Ford Coppola, no acreditado; The Haunted Palace es una película realizada en 1963 por el especialista en cine fantástico Roger Corman. Su médula espinal nos traslada a un nebuloso pueblo de Nueva Inglaterra, en donde un pétreo palacete encaramado en una colina encierra un secreto, que generación a generación, ha atrapado a sus habitantes en una oscura sombra de angustia y terror. Joseph Curwen, (genial como siempre Vincent Price), se dedicó en vida a esclavizar a sus elegidos a base de ceremonías diabólicas que los convertían en mutantes. Cuando Curwen es ajusticiado y quemado vivo por los habitantes del pueblo, acusado de brujería; jura venganza, estableciendo una maldición que con el paso de los años ve la luz. El doctor Charles Dexter Ward (el mismo Vincent Price, que faculta dos personajes) y su esposa Ann (exquisita Debra Paget) acuden al pueblo, transcurridos cien años desde la muerte de Curwen, para tomar posesión vía herencia del misterioso palacete. Pronto la personalidad de Ward se verá manchada por la siniestra sombra de Curwen, llegada desde ultratumba.
The Haunted Palace busca, y no siempre encuentra, el delicioso ingrediente sordido de Poe y Lovecraft, bañando el contenido del film con gotas de misterio, y presionando en ese mismo sentido, con la ambientación de decorados y con la percutora presencia de unos efectos estéticos de comedido valor. Los mutantes ciegos escondidos en los hogares del pueblo y el borroso diablillo que aparece en la parte final de la historia resultan cuanto menos aceptables.
La mención del mítico Necronomicón, grimorio ideado por Lovecraft; refuerza la sensación arcana que tapiza el hilo argumental de la película.
Atractiva banda sonora a cargo del músico Ronald Stein y brillante dirección artística de Daniel Haller. Barboura Morris y Elisha Cook Jr. compiten en potencial expresivo con el actor Lon Chaney Jr., un clásico del cine fantástico.
Sin ser la obra suprema de Corman, representa un método de elaborar género fantástico, digno de elogio.
Interesante, sobre todo para los aficionados a Price y al goticismo narrativo y estético.

THE HAUNTED PALACE (1963). Dirección y producción : Roger Corman. Guión : Charles Beaumont, basado en dos relatos de H.P.Lovecraft y Edgar Allan Poe. Diálogos : Francis Ford Coppola. Música : Ronald Stein. Fotografía : Floyd Crosby. Montaje : Ronald Sinclair. Dirección artística : Daniel Haller. Intérpretes : Vincent Price, Debra Paget, Elisha Cook Jr.,Lon Chaney Jr., Barboura Morris, Leo Gordon, Frank Maxwell y John Dierkes. 87´Color. EE.UU. American International Pictures-La Honda Productions.
Fotografía : Price y Paget, (el matrimonio Ward), acorralados por los mutantes del antepasado Curwen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario